El emperador Julio César obligó a Sócrates a auto-suicidarse bebiendo cicuta, un veneno mortífero, y él se lo bebió hestoicamente.

Su voto: Nada Promedio: 5 (1 vote)